community manager
Redes Sociales

Redes Sociales

Personales y Profesionales

¿Cómo vamos a hablar de publicidad en la era digital, sin abordar las redes sociales? Imposible

La pauta online es la base para el despegue de nuestro proyecto y no podemos obviar la publicidad y el alcance que nos ofrecen las redes sociales. Una de esas posibilidades, es la de crear un perfil propio de nuestro emprendimiento.

Con el correr de los años se fue extendiendo la presencia de los consumidores en las redes sociales, incluso llegando a ser el lugar donde más interacción tienen con su entorno. Entonces, si los consumidores están ahí, nuestra marca también debería estarlo.

Si bien cualquier persona puede hacer un perfil y administrarlo, en el caso de las marcas, donde no sólo debemos subir fotos bonitas, videos graciosos o frases inspiracionales, tenemos que usar otras herramientas.

Como agencia de marketing digital, siempre vamos a plantear la necesidad de un Community Manager (CM). Ya que, sin ayuda profesional, un gran proyecto puede quedar sólo en un intento e impedir el crecimiento que queremos para nuestra marca.

¿En qué nos puede ayudar un Community Manager

Hay dos aspectos (a simple vista un tanto contrapuestos) a tener en cuenta al momento de incursionar en las redes sociales como marca.

  • Las marcas no pueden actuar en las redes sociales como cualquier perfil.
  • Las marcas no pueden actuar en las redes sociales distinto al resto.

Si, parece contradictorio, pero es fundamental.

 Desde el primer punto, debemos entender que una marca, por más cercanía que nos den las redes a los consumidores, no puede perder la compostura.

Una marca no tiene ese espacio y jamás podemos unir nuestro perfil personal con el de nuestra marca. 

Por otro lado, el punto dos apunta al código de comunicación individual de cada red social. Ningún perfil exitoso es ajeno a este hecho. Si nos remontamos a la era donde Facebook lideraba las redes, no podemos obviar la dificultad para la presencia de las marcas (sin tener en cuenta los anuncios, enfocándonos únicamente en los perfiles). Un espacio donde para generar un vínculo, la persona debe ser nuestro “amigo”, darnos los permisos para entrar en su espacio (públicamente) personal. Con la crecida de Instagram, aumentaron nuestras chances.

Si bien la configuración nos da la opción de mantener un perfil privado, es inmensa la oportunidad al mantener un perfil abierto, donde incluso personas que no nos siguen, pueden acceder a nuestro contenido. Y ahí es dónde radica la importancia del código propio de cada lugar. Entender las redes para sacarles el mayor provecho, justamente, a eso se dedica un Community Manager.

Uno no puede dejar de respetar las reglas – aunque estas reglas no sean normativa, sino una manera de actuar distinta entre cada aplicación- ni tampoco puede perder la compostura de su emprendimiento. Entonces, una marca debe estar en los lugares donde está el consumidor, respetando el código comunicacional propio de cada comunidad, pero sin perder de vista sus propios objetivos. 

Principalmente, si hablamos de una marca que está empezando, un emprendimiento chico o un proyecto personal o familiar, es importante delegar la administración de las cuentas para no caer en los errores básicos.

Siempre que emprendemos algo, por más pequeño que sea el comienzo, tenemos que pensar en grande para así proyectar. 

¿Nos imaginamos al dueño de alguna de las grandes marcas posteando su propio contenido, influenciado por sus pensamientos personales? No solo nos resulta imposible imaginarlo, sino que es inviable. 

En este caso estamos hablando de redes sociales, para entender la necesidad de un Community Manager que nos asesore y administre nuestros perfiles, pero más adelante vamos a abordar la importancia de despegar la persona de la marca.

La conclusión, como siempre, es acudir a los mejores profesionales en marketing y publicidad, para ayudarnos a explotar y potenciar nuestro negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *